1940 MANUSCRITO ENCONTRADO EN EL OLVIDO

FICHA ARTÍSTICA
LOS GIRASOLES CIEGOS
Alberto Méndez
Intérpretes: Leticia Alejos, Miguel ÁLvarez, Xisca Ferrá / Marta Gómez, Vera González.
Dirección: Tolo Ferrà
Versión: Nuria Hernando / Tolo Ferrà
Escenografía: Susana de Uña
Iluminación: Roberto Cerdá
Composición musical: Iván Palomares
Espacio sonoro directo: Odin Kaban
Coreografía: Marta Gómez
Vestuario: Marta Alonso
Fotografías: Ernesto Serrano

SINOPSIS

En “1940 Manuscrito encontrado en el olvido” narramos la historia de una pareja de jóvenes que huyen de Madrid al final de la Guerra Civil estando  ella embarazada de ocho meses. El parto les sorprende en su huida durante el invierno que transcurre entre 1939 y 1940 en las montañas que separan Asturias de León.
Su historia ha podido ser conocida por el hallazgo de un cuaderno en una cabaña en mitad de los Altos de Somiedo. Lo encontró un pastor en 1940 y  fue escrito en primera persona por el propio protagonista de la historia. Este cuaderno acabó en los Archivos Generales de la Guardia Civil junto a un atestado dentro de un sobre que tenía escrito: D.D. (Difunto Desaparecido).
La puesta en escena se enmarca en una supuesta conferencia: Jornadas de estudio sobre “Los girasoles ciegos”, de Alberto Méndez. El investigador/filólogo/conferenciante, que recibe al espectador, nos adentra en el universo del autor y de su obra “Segunda derrota: 1940”.
A partir de su investigación realizada sobre el relato de Alberto Méndez en comparación con el cuaderno original extraído de los archivos de la Guardia Civil, conoceremos, durante la lectura del manuscrito, lo que sucedió en la cabaña en los meses posteriores al nacimiento de la criatura.

NOTAS SOBRE EL ESPECTÁCULO

Al poco de publicarse Los Girasoles Ciegos, tuve la suerte de que cayera en mis manos un ejemplar. En una tarde devoré los cuatro cuentos y durante la lectura
del segundo, La Segunda derrota o 1940 Manuscrito encontrado en el olvido, lloré, me quebró, e imaginé cómo iba a llevarlo a escena.
Cayó en mis manos otro texto fundamental en mi puesta en escena: Dramaturgia de textos narrativos, de Sanchis Sinisterra. Este ensayo teatral me ayudó a
apreciar la forma en la que el autor escribió sus textos y la idea de representarlo empezó a cuajar con dos ideas centrales: Ser fiel a la forma en la que está
escrito y no centrarme en la fábula para tratar de reproducir en el espectador la sensación que yo tuve en la primera lectura.
En el relato se entrecruzan varias lineas temporales: la del narrador/lector, que lee un manuscrito hallado en las comandancias de la Guardia Civil junto a un
atestado, la del pastor que halló el manuscrito allá por 1940, la de la fábula que llega a nosotros a partir de la lectura del manuscrito y de la investigación
y opinión del conferenciante/lector y por último la linea temporal de nosotros mismos como espectadores y las consiguientes analogías con las situaciones
reales de la contemporaneidad del momento.
Para conseguir trasladar todos estos conceptos a la escena sin centrar la puesta en escena en la fábula, tenía que ser fiel al teatro en su esencia más pura tratando de revelar ante el público el mecanismo teatral y sus entrañas.
Siguiendo la propuesta de Alberto Méndez, un conferenciante recibe al público, dando la bienvenida a las supuestas Jornadas de Estudio: LOS GIRASOLES
CIEGOS, una aproximación a la obra de Alberto Méndez. En la presentación, como hace el autor en el relato, cuenta los detalles de cómo Alberto Méndez
encontró un manuscrito y anuncia que a partir de ese momento leerá el manuscrito para el público.
Todas las escenas tienen lugar en un espacio común de tierra y madera que simula una cabaña de alta montaña. Un actor y una actriz dan vida a Eulalio
y Elena, protagonistas de la fábula leída. El bebé, un lobo y una vaca que participan también de la historia son representados por títeres manipulados por
las dos ejecutantes y auxiliares de escena en varios momentos de la función.

 

                WEB CÍA